Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

Opiniones

Título *
Comentarios *
Nombre *
Seguridad *
 CAPTCHA Image 

* Campos obligatorios
Flor92 (04/12/2018)
Pasad más de una noche
Experiencia increíble para estar más de una noche. Vistas preciosas y mucha mucha tranquilidad. Genial para escapar de la ciudad. El desayuno es genial también. Dan varias cosas y no te quedas con hambre. Para invierno tiene una estufa que calienta toda la cabaña y no tienes nada de frío. Lo recomiendo 100%
Gonzalo Toledo (19/10/2018)
Sitio único y espectacular
Sitio único y espectacular. Te tratan de manera que te hacen sentir especial, sabes que están ahí cuando lo necesitas pero guardan tu intimidad, te aconsejan sobre qué hacer en la zona y siempre muestran interés por cómo está yendo la estancia. Sobre las cabañas, algo mágico. Bien acondicionadas y perfectas para darte ese respiro del día al día. Consejo: aprovechad para ver el cielo estrellado, una auténtica preciosidad.
Rosana G. (18/10/2018)
Tienes que vivir esta experiencia
Mi pareja y yo nos alojamos en la cabaña Musgo. Elegí esta cabaña porque a pesar de no ser la más alta, es la que más intimidad te ofrece y mejores vistas al embalse. Las instalaciones son geniales y tienen muchos detalles en su servicio que hace que vivas una experiencia inolvidable (xej. la forma de entregar el desayuno). La cabaña consta de un baño ecologico y aire acondicionado eco. También cuentas con un cuarto de baño privado y completamente equipado en una casita cerca de recepción. El lugar es absolutamente tranquilo, lleno de paz, aire fresco y naturaleza. Cierto es que el precio por noche es elevado, pero si estas pensando en darte el capricho de vivir la experiencia o hacer algún detalle a alguien especial creo que es una opción acertada. Dentro del precio incluye el desayuno (abundante, eco y riquisimo), actividades como senderismo, canoa, observatorio nocturno, piscina, cama elastica para adultos y un sin fin de juegos de mesa. Mi consejo es que en un fin de semana o incluso una noche te da tiempo a disfrutar de todo lo dicho.
Iker Jauregui (25/09/2018)
Repetiremos
Ir a la cabaña era una sorpresa para mis hijas, pero la sorpresa nos la llevamos los cuatro. No sé quién disfrutó mas, si ellas o nosotros. Sin duda repetiremos, esta vez en otoño. El entorno, la hospitalidad y las cabañas son de 10.
J.C. Maldonado (25/09/2018)
Que más se puede pedir
Buenos días Hoy quiero compartir esta viaje con todos, fuen un regalo mio a mi Novia Yolanda. Pues todo esto empezo en el 2014 cuando estubimos en las cabañas (Barcelona) . Este viaje lo he aprovechado para recordar nuesto primer viaje juntos. Lo primero quiero Agradecer a Luis y a su esposa por el cariñoso trato quenos dieron. Un sitio que no se puede olvidar, unas vistas genial. La cabaña que puedo contaros, muy acojedora, limpia,. No nos ha faltado de nada. Luis y su esposa estaban pedinetes de todo. Cenas, Comidas que rico. Madremia aun tengo la primera cena en mi recuerdo, con productos ecologicos. Paseos por el campo, paseo en el embalse con la canoa, lectura de libro en la orilla, paz y tranquilidad., que más se puede pedir. Si si ahora recuerdo: a los que les encanta animales. Una noche de lluvia ligera. Mi novia encontro 2 Salamdras. Un sapo. y vimos aguilas, muchas aves de todo tipo, y no olvidarme del perro, gallinas, conejos que hay alli. Todos viviendo juntos y Felices. me he quedado en bobado con ellos mirandoles 20 a 30 minutos. Solo daros de nuevo las Gracias. Un gran abrazo
Irene Villafranca (25/09/2018)
Maravilloso
Mi pareja y yo hemos pasado un día allí, venimos encantados y con ganas de repetir. El entorno es precioso. Hay un lago y disponen de una canoa que utilizamos y lo pasamos genial. También dimos un paseo andando. Se pueden hacer un montón de actividades más (montar en bici, a caballo, ver animales..). La cabaña, preciosa y muy limpia. Sólo hay tres y están muy separadas, con lo cual hay muchísima intimidad. Cada cabaña tiene baño propio y la ducha era estupenda. Es un sitio perfecto para ir en pareja o con niños. Nosotros pedimos la cena especial en la cabaña y el desayuno. La comida ecológica y deliciosa, preparada con mucho cariño por el propietario. El trato fue perfecto. Además de lo divertido de dormir en la copa de un árbol. Un día se queda corto, recomiendo ir más. ¡Volveremos muy pronto!
Mónica Díez (25/09/2018)
El paraíso existe
En todo el entorno se respira tranquilidad. Estuvimos del 29 al 31 de marzo , dos adultos y dos niños pequeños. Es un lugar mágico, con unas vistas preciosas (nosotros estuvimos en la cabaña musgo). Ningún problema en ir con niños pequeños, pues hay colchoneta, columpios, bicicletas, canoa, paseos a caballo... La comida que Luis nos preparaba, además de super sana, buenísima. Y la cabaña fenomenal con todo lo que necesitábamos. Hay mucho que ver por los alrededores, que nosotros por falta de tiempo no pudimos. Volveremos. Muchas gracias Luis por tu atención.
AnaMA22 (25/09/2018)
Deseando repetir
Una estacia con encanto, en un paisaje que es el paraiso total. Las cabañas son preciosas y super comodas, como estar en el cielo. Los baños en la cabaña estan renovados y estan genial y luego cada cabaña tiene baño privado al lado de la casa, super amplio y comodo tambien, de lujo! Las toallas y las sabanas son ecologicas y se nota la buena calidad. Todo muy limpio y bien hecho. Hay una tranquilidad que no he vivido en ningun otro lugar. Si tienes problemas durmiendo, aqui se te solucionaran! Las cenas riquisimas y ecologicas tambien. Es una experiencia rustica pero de una calidad immejorable!! Bienvenidos al paraiso!!! Querreis repetir!!
Jose A. Blanco (25/09/2018)
Espectacular
Es una experiencia increíble. Las cabañas están muy bien,la cama y almohadas muy bien,el trato con Nuria genial muy maja y muy atenta. El embalse esta genial para dar un paseo en barca o en piragua, la cena esta genial y el desayuno también. Creo que repetiré muy pronto pero quedándonos mas tiempo una noche se hace demasiado corta.
Manuela Vilches (25/09/2018)
Aire fresco y felicidad
Hola muy buenas, hemos estado hospedados en las Casas de los Árboles y venimos maravillados, todo correcto y una belleza de paisajes impresionante. Poder sumergirse en plena Naturaleza es súper relajante y maravilloso, las cabañas están hechas con todo tipo de detalles acordé con la Naturaleza y te sirven el desayuno de una forma súper original. Fue muy divertido para niños y mayores poder dormir y despertar con el cantar de los pájaros y demás animalitos, es idílico.Felicitar a Luis por su gran trabajo y también queremos Felicitar a Nuria por su trato excepcional y su profesionalidad, una gran persona qué hace qué la estancia sea aún más agradable, es súper atenta y humana. Muchas graciasss por hacernos Felices..
Ivonne44 (25/09/2018)
Excelente experiencia
Lugar increiblemente bonito y tranquilo donde descansar y estar en contacto con la naturaleza. Yo fui en pleno invierno y me pareció espectacular. Las cabañas son muy confortables y limpias, y lo mejor es que las vistas que tienen son hacia un paraje completamente natural y sin construcciones. Para los que echan de menos internet decir que llega 3G. Luis, el dueño, un encanto de persona. Todo son facilidades, y tanto la cena como el desayuno perfectos. Completamente recomendable para quitarse el estrés.
Sara M. (25/09/2018)
Genial
Súper tranquilo! Un sitio donde ir a descansar y disfrutar de la naturaleza ! El trato es agradable y no dudaría en volver a hacer esa escapada! Os lo aconsejo
LuigiY12 (25/09/2018)
Romántico
Romantico, rural, ideal para estar con tu pareja solos y tranquilos. En un sitio encantador de relax! El canto de los pajaritos... Estuvo en Septiembre 2013, en pareja
M.C. Martín (25/09/2018)
Experimentar lo diferente
Mi pareja me quiso sorprender con algo diferente...y vaya si lo consiguió. Nos quedamos dos días, cada día en una cabaña diferente. Cabaña brisa y cabaña musgo. Una con una altura privilegiada y otra con unas vistas de ensueño. Las cabañas de madera, todo ecológico, situadas de manera estable y seguras. Todo lo que te rodea es bosque. Te proporcionan linternas por si quieres moverte por la noche. Vistas a un embalse, sólo para ti y tu pareja que parece de cuento. Además, dispone de una canoa, sólo para nosotros, para poder utilizarla en cualquier momento del día. Totalmente recomendado. Hay que verlo en persona porque supera todas las expectativas. Nosotros estuvimos dos días, de los cuales uno salió muy soleado y pudimos disfrutar del paisaje y pasear por el, descubrir rincones, hacer un pequeño picnic en plena naturaleza. El otro salió muy lluvioso, no salimos de la cabaña. Te proporcionan juegos, y estuvimos durante horas contemplando por la cristalera el paisaje. Recomendable para todas las estaciones del año. Se disfruta de manera diferente, pero no te deja indiferente en ninguna. Estuvo en Febrero 2016, en pareja
Luz María (25/09/2018)
Una experiencia mágica
Hemos pasado dos noches en una de las cabañas. Ha sido una experiencia maravillosa. Desde la llegada te envuelve la paz de un entorno natural increible. La cabaña tiene rodo lo necesario para estar comodos. Por la mañana llega la cesta con el desayuno. El pantano te ofrece la posibilidad de bañarte y navegar. En la casa principal te ofrecen toda la informacion necesaria para visitar la zona. Una maravilla
Charly33 (25/09/2018)
Sorprendente y mágico
Para mí fue una total sorpresa, no sabía a dónde me llevaba mi marido, pero cuando vi el cartel, no daba crédito, ya que habíamos intentado ir en otra ocasión y no tenían disponibilidad, así que fue una doble alegría. El lugar es mágico, estuvimos en la cabaña Musgo, coqueta y acogedora con unas vistas increíbles al embalse, de verdad parece que estás solo en medio del bosque. El paseo en canoa por la tarde, con un calorcito y una brisa agradable en el pantano para nosotros solos también fue una maravilla. Por la noche no se oye absolutamente nada, el silencio es increíble, y por la mañana, es una maravilla despertar con el trino de las aves. Nosotros pasamos una hora sentados en la terracita, arropados con una manta, los ojos cerrados y sólo escuchando.... la paz es increíble. Nos trajeron el desayuno a la cabaña, todo estupendo y un verdadero lujo hacerlo desde un ventanal con maravillosas vistas. No importa lo que contemos, hay que vivirlo, porque sorprende